Cómo afilar una cadena

Una cadena bien afilada es tan importante como poseer un motor potente

Le recomendamos encarecidamente que aprenda cómo afilar una cadena de motosierra para que, en adelante, pueda hacerlo usted mismo. El motivo para ello, es que la cadena debe mantenerse afilada para que pueda cortar de manera eficaz, segura y con la suficiente precisión. Los leñadores profesionales afilan sus cadenas varias veces al día durante su jornada laboral, ya que saben de sobra que una cadena bien afilada es tan importante como poseer un motor potente.

¿Con qué frecuencia se debe afilar una cadena? Dependerá naturalmente de cuánto utiliza la motosierra. No obstante, como norma general, cuando la cadena comienza a notarse embotada, habrá llegado la hora de afilarla. El aspecto de las virutas obtenidas es una buena indicación del estado de la cadena. Una cadena bien afilada produce virutas finas de tamaño uniforme, mientras que una cadena embotada tan sólo producirá serrín.

Equipo

Necesitará una lima redonda, una plana y una plantilla combinada de afilado adaptada a su cadena. Su distribuidor oficial Jonsered cuenta con todo lo que necesita. Un tornillo de banco le facilitará la tarea. Fije la guía al tornillo para así tener ambas manos libres.

Primero comenzaremos con un poco de teoría

Cada eslabón de la cadena de la motosierra funciona como un cepillo de carpintero en miniatura. La eficacia de la cadena está determinada por la diferencia en altura entre el diente de corte (1) y el de arrastre (2). Esta diferencia de altura controla la profundidad a la que el diente de corte penetra en la madera. El diente de arrastre deberá estar aproximadamente entre 0,5 y 0,8 mm más bajo que el diente de corte.

Dientes de corte

Afile primero los dientes de corte. Coloque la plantilla de afilado sobre la cadena. Las flechas estampadas en la plantilla de afilado deberán estar orientadas hacia el sentido de giro de la cadena. Lime el diente dando pasadas uniformes hacia delante con la lima sin aplicar demasiada presión y a un ángulo de aproximadamente 30 grados con respecto a la espada. Lime cada uno de los dientes aplicando el mismo número de pasadas. Lime cada segundo diente desde el lado derecho y los que se encuentran en medio desde el lado izquierdo. Consejo: si ha fijado la guía en un tornillo de banco, le resultará más fácil limar cada segundo diente desde un mismo lado. A continuación, sujete la motosierra en el tornillo por el lado contrario y lime el resto de los dientes desde el otro lado.

Dientes de arrastre

Coloque la galga de afilado sobre la cadena y utilice la lima plana para limar cada uno de los dientes de arrastre hasta que queden nivelados con la plantilla. La plantilla cuenta con dos posiciones: H para tipos de madera dura o congelada y S para tipos de madera blanda.

¡Advertencia! Si afila los dientes de arrastre sin utilizar una plantilla, podría llegar a limarlos en exceso. Esto haría que la cadena penetrara a demasiada profundidad en la madera, aumentando el riesgo de retroceso, además de producir vibraciones excesivas y permitir una escasa precisión.