Operaciones de tala; paso a paso

1. Planificación y preparativos preliminares

Una vez que se haya familiarizado con su motosierra, habrá llegado el momento de hablar de talar su primer árbol. Para que la operación de tala sea lo más segura y eficaz posible, será importante planificar de antemano la tala y prever siempre los riesgos implicados en cada etapa. Para empezar, nunca trabaje sólo en el bosque. Asegúrese siempre de estar acompañado por alguien. Tener a mano un teléfono móvil es una buena idea, ya que podría solicitar rápidamente ayuda en caso de necesitarla.

2. Decida la dirección hacia donde piensa derribar el árbol

Una vez que haya elegido el árbol que desea talar, será necesario decidir en qué dirección desea que caiga. Para ello, deberá tenerse en cuenta lo siguiente: ¿Está el árbol inclinado hacia algún lado? ¿Cuelgan predominantemente sus ramas hacia un lado específico? ¿En qué dirección sopla el viento? La opción más fácil es derribar el árbol en la dirección que debería caer de forma natural debido a la inclinación del terreno, peso predominante de sus ramas y dirección en la que sopla el viento. Talar un árbol para que caiga en cualquier otra dirección requiere una técnica especial, así como un mayor esfuerzo y, a veces, resulta imposible. Será ventajoso si puede derribar el árbol de manera que caiga sobre un tronco tumbado en el suelo, una roca o un tocón. De esta manera, contará con una altura de trabajo más cómoda a la hora de llevar a cabo tareas de desrame o de efectuar cortes transversales. Nota: si hay otras personas en las inmediaciones, la distancia de seguridad a la que deberán mantenerse será como mínimo la equivalente a dos veces la longitud del árbol en cuestión.

3. Desrame de la zona inferior del tronco

En primer lugar, corte cualquier rama baja que pudiera estorbar. No obstante, recuerde no efectuar cortes a una altura superior a la de sus hombros. Procure no situarse directamente detrás de la motosierra. Utilice el tronco a modo de barrera entre usted y la motosierra.

4. Despeje de obstáculos su zona de trabajo, así como la ruta de escape

Despeje el terreno alrededor del árbol y la zona situada a unos metros/yardas detrás del mismo. Es posible que necesite dar algunos pasos hacia atrás en caso de que las raíces emerjan inesperadamente del suelo.

5. Cómo derribar un árbol en la dirección correcta

Para hacer que un árbol caiga en la dirección deseada deberá utilizar un método de tala que los leñadores profesionales denominan "derribo direccional”. Ello conlleva cortar una especie de bisagra en el tronco, la cual dirigirá la trayectoria del árbol a medida que cae al suelo. Para crear esta bisagra, deberá primero cortar del tronco un trozo en forma de cuña (utilizando para ello la técnica de "corte direccional”) en el lado hacia donde desea que caiga el árbol. Seguidamente, deberá efectuar el “corte de tala” propiamente dicho, cortando el tronco en sentido horizontal desde el lado opuesto. No obstante, deberá abstenerse de cortar totalmente el diámetro del árbol, sino más bien dejar una bisagra de unos de 3 cm. Dicha bisagra controlará la dirección de caída del árbol.

6. Corte direccional

A. Colóquese detrás del árbol con sus pies separados y apoye su hombro izquierdo contra el tronco para así adoptar una postura firme y estable. Dirija la parte superior de la empuñadura delantera en la dirección de caída del árbol. De esta manera, adoptará la posición correcta para efectuar el corte direccional, ya que la empuñadura de las motosierras Jonsered está perpendicular a la guía.

B. Comience por efectuar el corte direccional superior. Mantenga firmemente sujeta la empuñadura delantera utilizando su pulgar izquierdo. A continuación, accione al máximo el acelerador y desplace la motosierra hacia abajo a un ángulo de aproximadamente 60 grados. El corte direccional deberá tener una profundidad aproximada de entre 1/4 y 1/5 del diámetro del tronco. Comience el corte lo suficientemente alto en el tronco como para tener bastante espacio a la hora de efectuar después el corte direccional inferior.

C. Permanezca en la misma posición y efectúe el corte direccional inferior. Mantenga su pulgar izquierdo alrededor de la empuñadura delantera y accione al máximo el acelerador (controle el acelerador con su pulgar derecho). Desplace la motosierra hacia arriba a un ángulo de aproximadamente 30 grados y deténgase en cuanto alcance el corte superior; es decir, ni sobrepasándolo ni quedándose demasiado corto. Resultará particularmente importante que ambos cortes coincidan exactamente, de manera que la bisagra dirija correctamente el árbol en toda su trayectoria de caída. Mientras efectúa el corte inferior, deberá dirigir su vista hacia la zona inferior del corte superior para así determinar exactamente el punto donde ambos coinciden. Si ha procedido de la manera correcta, obtendrá un corte direccional perfecto con una abertura de 90 grados.

7. Corte de tala

Para empezar, un consejo: pare el motor y compruebe ahora el nivel de combustible. Quedarse sin combustible a mitad de camino mientras se efectúa un corte de tala podría ser peligroso.

A. El corte de tala deberá estar alineado con el vértice del corte direccional o ligeramente más alto. No se olvide de dejar una bisagra de un grosor uniforme de al menos 3 cm.

B. Si el diámetro del tronco es inferior a la longitud de la guía, bastará simplemente con hacer el corte de tala directamente desde la parte posterior y en la dirección de caída.

C. De lo contrario, deberá comenzar introduciendo la espada desde el lateral del tronco e ir desplazándose hacia atrás alrededor del árbol mientras lo corta.

D. Adopte una postura firme detrás del árbol, con sus pies separados y mantenga su pulgar izquierdo alrededor de la empuñadura. Accione al máximo el acelerador antes de iniciar el corte.

E. Cuando haya alcanzado la mitad del corte de tala, pare la motosierra e inserte una palanca de derribo o una cuña en la ranura del corte. De esta manera se evitará que el árbol caiga hacia atrás y haga que la espada de la motosierra quede atrapada. Además, la utilización de una palanca de derribo hará que resulte más fácil derribar el árbol. A continuación, finalice el corte de tala, teniendo cuidado de no cortar a través de la palanca de derribo.

Nota: si es un principiante en lo referente a talar árboles, le recomendamos que no proceda a la tala de árboles de un diámetro superior a la longitud de la guía, ya que resulta más fácil y más seguro derribar el árbol con un solo corte de tala efectuado desde la parte posterior del tronco.

8. Ruta de escape

A. Una vez finalizado el corte de tala, deberá depositar la motosierra en el suelo y elevar la palanca de derribo para hacer caer el árbol. Mantenga su espalda recta y las rodillas dobladas al intentar elevar la palanca. Utilice los músculos de los muslos al elevar la palanca.

B. A medida que el árbol va cayendo, deberá desplazarse hacia atrás unos metros/yardas y apartarse a un lado, de modo que esté situado en un lugar seguro cuando el tronco golpee el suelo. Las raíces podrán emerger lateralmente, en dirección ascendente o hacia atrás.

9. Tala de árboles de mayor tamaño

No deberá intentar talar árboles de gran tamaño si no cuenta con suficiente experiencia. No obstante, si posee la experiencia adecuada, podrá talar árboles de un tamaño de hasta dos veces la longitud de la guía.

A. Efectúe un corte direccional de la misma manera indicada anteriormente, sólo que esta vez, deberá iniciar el corte de tala insertando la guía de la motosierra por el lateral del tronco. Deje una bisagra adecuada de aproximadamente 3 cm. y asegúrese de iniciar el corte tirando de la cadena de la motosierra hacia el tronco para así evitar posibles retrocesos.

B. A continuación, podrá ir cortando alrededor del tronco hasta alcanzar la bisagra.

C. No se olvide de introducir la palanca de derribo antes de finalizar el corte.

¡Si tuviera alguna duda, solicite asistencia!

A menos que sea un profesional, evite intentar talar árboles demasiado grandes Esto será pertinente también para aquellos árboles cercanos a edificios, vías públicas o cables suspendidos. Los árboles que hayan sido derribados o arrancados de sus raíces durante tormentas deberán dejarse también en manos de profesionales.

Será siempre más sensato solicitar la asistencia de una persona con más experiencia que cometer errores innecesarios y posiblemente reprochables. Sobre todo, no cabe la menor duda de que será mucho más seguro. Si no conoce a nadie con la experiencia suficiente, su distribuidor oficial Jonsered podrá aconsejarle a quien dirigirse.

Qué hacer si el árbol queda trabado

Si sucediera que, al derribar un árbol, éste queda apoyado sobre otro árbol, deberá utilizar un cabrestante para liberarlo. Dicha tarea será extremadamente peligrosa a menos que cuente con la experiencia suficiente. Solicite asistencia mediante su teléfono móvil o envíe a su asistente a buscar ayuda. En ningún caso deberá dejarse sin supervisión un árbol a medio derribar.